Llegamos al teatro

Cuando me dieron el diagnóstico de Sofi el 24 de Febrero del 2011, no sabía lo que significaba que alguien pudiera tener Espasmos Infantiles o Síndrome de West.

En ese momento el neurólogo me dijo que era una epilepsia refractaria, es decir, de difícil control, y que por lo mismo también se conocía como epilepsia catastrófica.

Ese jueves del 2011, también me dijeron que mi hija iba a necesitar terapia de Neurodesarrollo porque lo mas probable es que fuera a tener un retraso en el desarrollo.

Después de ese primer día en el hospital, comprendí que tenía que darle medicamentos a mi bebe de cinco meses para controlar sus crisis convulsivas, y que la iba a tener que llevar a terapia, pero yo pensaba que no iba a suceder nada mas.

Desgraciadamente si sucedieron mas cosas…

-       Entendí que ese retraso en el desarrollo, se llama Trastorno Generalizado del Desarrollo y que en la última clasificación del DSM V, lo incluyeron dentro del Trastorno del Espectro Autista.
-       Entendí que hay que aprender a liderar con las crisis convulsivas, y que una vez que están controladas, la vida no vuelve a normalidad, nada vuelve a ser como antes.
-       Entendí que mi hija no iba a poder entrar a kínder a los tres años como la gran mayoría, ¿por qué? Simplemente porque ella a esa edad, estaba aprendiendo a masticar y a mantenerse de pie.
-       Entendí que si ella a sus cuatro años no generaba ninguna palabra, no quería decir que no se pudiera comunicar, sino que no se podía comunicar con el lenguaje hablando, por lo que ambas estamos aprendiendo a comunicarnos con intercambio de imágenes.
-       Entendí que las idas al doctor no eran únicamente para ir por vacunas, sino que son para realizar electroencefalogramas de control.

En fin en 6 años he comprendido, aprendido, reflexionado, tanto en torno al Síndrome de West, a vivir con la latente de una crisis en cualquier momento. A aprender a darle toda la educación terapéutica que necesita, sin haber encontrado una institución que sea integral y de acuerdo a nuestras necesidades.

Muchas cosas en 6 años, demasiado por decir, que decidí abrir este blog en septiembre del 2015, mismo que llegó a manos de un productor de teatro, él como la gran mayoría de la población, no sabe lo que significa vivir con una persona con epilepsia, y sobrellevar el daño neurológico que las convulsiones dejan.

¿Cómo vivir la epilepsia?, ¿cómo vivir con terapias?, ¿cómo vivir con doctores?, ¿cómo es la realidad de Pitzi?, es el proyecto en el que estamos trabajando desde enero del 2016, para llevar a escena un monólogo en donde se refleje, el día a día, de Sofi y su familia, y así que todos puedan conocer La Realidad de Pitzi.


Estreno 6 de Octubre del 2016, en La Teatrería, Tabasco 152, Colonia Roma Norte, 06700 Ciudad de México, D.F.

2 comentarios:

  1. Buenas noches muy interesante todo lo que comentas sobre este tema que poco se documenta como debe ser, soy padre de Juanita, ella tiene 30 meses y hace 8meses fue diagnosticada con west, estamos en la lucha día a día con la ayuda de Dios para que todo esté proceso salga bien.

    Sería muy bueno conocer el vídeo de la obra

    ResponderEliminar
  2. Hola, seguro todo va a ir caminando como debe de ser. La obra no se puede grabar pero va a estar todos los jueves hasta el 29 de Diciembre en La Teatreria. Saludos

    ResponderEliminar