Es una niña...

Recuerdo bien que estábamos en una junta, nos encontrábamos el equipo mas cercano a Sofi, sus maestras terapéuticas, las directoras del kinder, y yo como representante de la familia; debo de aceptar no recuerdo quién lo dijo, pero claramente fue 'es una niña y como tal hay que tratarla', el comentario se refería al momento de hablar con ella, no porque no hable no hay que pensar que no nos escucha, cuando nos referimos a ella, y también porque hay que hablarle como lo que es una niña de 7 años.

Ese comentario 'es una niña' me dejó pensando mucho, si, si que lo es, pero a veces es difícil verlo, sin embargo desde hace tiempo me ha empezado a demostrar que claramente que es una niña.

Desde antes de que Sofi naciera, en realidad mucho antes, tenemos amistad con una familia que vive a una hora de la ciudad de México. Sofi ha ido muchas veces a casa de ellos, conoce a sus dos hijos, y  por lo tanto esta familiarizada con el entorno.

Una de las últimas veces que fuimos, fue a partir la rosca de reyes del año 2018, ese festejo es grande, nos juntamos varios amigos, quienes llegamos con toda la familia.

El lugar de la reunión, es salón de usos múltiples del condominio donde viven nuestros amigos, ese mismo espacio tiene un jardín muy amplio.

La reunión estaba transcurriendo de forma normal, los gemelos muy integrados con los hijos de mis amigos, ya hay varios de la edad, y Sofi tranquila jugando y también porque no disfrutando del desayuno; en algunos momentos los hijos de la familia anfitriona, quienes ya tienen tiempo de convivir con Sofi se acercaban a ella y jugaban, en realidad compartían momentos, que para Sofi significa... jugar.

Alguien llevó una piñata, Sofi y los gemelos participaron en pegarle y en esperar su turno, para ese momento el sol estaba muy fuerte, por lo que los gemelos decidieron ir al interior del salón, la niñera los llevó.

Y ahí sucedió, vimos que Sofi estaba jugando en el jardín, estaba entretenida con sus juguetes, su papá y yo la dejamos de ver por unos instantes, simplemente nos pusimos a platicar con nuestros amigos.

Minutos mas tarde volteo y Sofi no está.... voy corriendo a preguntarle a la niñera, a lo que contesta, 'yo estaba con los gemelos en el baño', acto seguido corro hacia el papá de Sofi, y le digo que no está la niña, la voz se empieza a correr y todos empezamos a buscar a Sofi.

El miedo, es un condominio horizontal cerrado, no la iban a dejar salir, pero hay movimiento de carros, ¿y si esta en el suelo y un auto no la ve?... el papá de Sofi y otros fueron corriendo casi hasta la puerta.

Mientras que yo con otras amigas gritábamos mas cerca del jardín, en eso me asomo a las cocheras de las casas que están junto al jardín, y ahí estaba sentada, gritando, porque la cochera hacia eco y le gustaba el silencio.

Corrí y la abracé, y claro la saque de la cochera que había invadido, ya que no era la casa de nuestros amigos.

Se me bajó el susto, corrí a avisarle al papá, la búsqueda habrá durado no mas de 5 minutos, pero para mi fue mucho mas... después ... me reí y sonreí.

Me llenó de felicidad saber que mi hija había hecho una travesura, que al no encontrarse cómoda en el jardín, decidió tomar iniciativa y buscar un lugar que satisficiera sus necesidades.

Me llenó de felicidad saber lo mucho que hemos avanzado, Sofi me acostumbró a que siempre está en el mismo lugar, antes porque no caminaba y después porque puede estar horas viendo la luz de un juguete, ahora como cualquier niño busca su espacio.

Todos mis amigos, compartieron la angustia del tiempo que estuvo perdida, y también muchos entendieron el significado de esa acción, que si bien hay que enseñarle que no es correcto, implica un crecimiento importante para ella, y eso hay que celebrarlo.

Nunca olvidaré la cara y la frase que me dijo el anfitrión cuando nos despedimos de él... 'Me encantó que tu hija se perdiera' y eso lo resume todo. 'Es una niña'

No hay comentarios.:

Publicar un comentario