El mejor regalo...

Dentro de la sociedad moderna es tradición celebrar el Día de las Madres, en algunos países sucede el segundo domingo del mes de mayo, en México siempre es el 10 de mayo, no importa si es fin de semana o día de descanso como sábado y domingo, siempre se celebra el 10 de mayo.

Desde finales de abril, empezamos a ver como las ciudades se llenan de ofertas y mensajes para celebrar a mamá y en las escuelas empiezan los preparativos para celebrar tan especial día.

Cuando viví mi primer 10 de mayo como mamá de Sofi, ella ya estaba diagnosticada, y ya iba a terapias, ahí, todavía pensaba que todo podía ser normal.

Cercano a la mencionada fecha, en su centro de terapia, generaron los famosos regalos del 10 de mayo, en esa ocasión, 10 de mayo del 2011, su terapeuta compro unos delantales, y con pintura, colocó las pequeñas manos de Sofi en el, ese fue mi primer regalo del 10 de mayo por parte de Sofi. Claro es que ella no se dio cuenta de lo que sucedió, pero ¿qué bebé de 7 meses es consciente del Día de las Madres?

Los días y los meses pasaron, y así llegamos a mas días de las madres, en los años siguientes, las terapeutas olvidaron el detalle, o simplemente no había presupuesto.

Cuando llegaron los tres años, no hubo festival, no iba a la escuela, no había celebración, y así siguieron pasando los años.

Este año Sofi va dos días a la escuela, hubo una pequeña confusión, por un momento pensé que iba a participar en el festival de maternal, grupo en el que van sus hermanos. Sin embargo la directora confirmó que no, que no estaba preparada para el festival. Iba a ser igual que años pasados.

El día del festival de los gemelos a Sofi le tocaba ir a la escuela...

La abuela de Sofi y yo nos preparamos para ir a ver a los gemelos, por un lado sentía una emoción muy grande, soy mamá desde hace 7 años, pero en realidad era mi primer festival, y esa emoción también me daba tristeza, Sofi no había podido estar en un festival del 10 de Mayo...

Supongo que el festival de los gemelos fue igual que todos los festivales en todos los kinders, pero para mi fue maravilloso, ver a mis hijos cantar, y decir "te quiero mami", luego nos invitaron a bailar, al final la directora, nombraba a cada niño y le daba un regalo que cada niño hizo para que se lo entregara a su mamá; a mi me tocaron dos regalos...

Ya nos estábamos preparando para despedirnos de los niños, ellos se iban a quedar en la escuela, a terminar su jornada escolar, y los papas a seguir nuestras actividades; cuando de repente, la directora, dice "Sofi" lo tuvo que repetir dos veces, la verdad yo ya no esperaba que me nombraran.

Fui a recoger mi regalo.... me llené de emoción... Sofi asiste a la escuela, es parte de una comunidad, y la hicieron parte sin excluirla...

Ahora, hay dias que todo coincide, estaba terminando el festival, los gemelos y sus compañeros al salón de clases, pero estaba cercana la hora de entrada de Sofi, la directora dice, "esperen a que llegue Sofi para que te de tu regalo".

Yo solo pensaba, aquí piensan en todo, no estuvo en el festival, pero me prepararon un regalo y ahora quieren que ella me lo de...

En realidad he recibido varios regalos de Sofi, no solo en el día de las madres, también en navidad y en mi cumpleaños, todos elaborados por alguien mas y entregados en nombre de Sofi, pensé que este iba a ser igual.

Sofi llegó a la escuela enojada, por ser días de festivales en la ciudad, había mucho tráfico, estuvo mucho tiempo en el coche con el calor. No quería entrar a la escuela, se tiró al suelo al momento de pisar el patio.

Su maestro la ayudó a incorporarse, y empezó a caminar al centro del patio, en eso nos vio, ya no hubo necesidad de darle apoyo para que caminara, ella solita se acerco a mi.

Yo me puse de rodillas para estar a su altura, y ahí sucedió algo maravilloso, me abrazó, no me jaló el pelo, no me mordió, no hubo pellizco, un simple y sincero abrazo.

Su maestro le dijo, "ten dale a tu mamá", refiriéndose al regalo, que me tiene que dar, ella no sabe muy bien que pasa, con ayuda total toma la caja y me la da...

Y en eso... me da realmente el regalo, me vuelve a abrazar y me da un beso... no hay mejor regalo del día de las madres que el cariño que un hijo te puede demostrar.

Este 10 de Mayo fue especial, vi a mis gemelos cantar y bailar, decirme "te quiero" y recibir sus regalos, vi como una escuela inclusiva puede lograr sentimientos inexplicables, y recibí un regalo de Sofi, un abrazo y un beso...

1 comentario:

  1. Ale, tengo 24 años, soy una periodista cubana que hace poco estuve de recorrido por zonas montañosas y conocí a un niño que se llama Bryan que también tiene Síndrome de West, vive en Mayarí, provincia Holguín, en Cuba. Investigando sobre la enfermedad me encontré con la historia de Sofía y tu blog y realmente estoy impresionada. Espero que sean útiles sus tratamientos y que sean felices como hasta ahora. Buena suerte, Yaneidis Ojeda

    ResponderEliminar